P1010869

La Comisión de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Pesca de la FAMP “echa a rodar” con la presidencia del alcalde de Marmolejo

La  Comisión de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Pesca de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) se ha constituido hoy viernes en Sevilla. Esta es la quinta Comisión en formalizarse de la línea 3 de trabajo denominada: Sostenibilidad  y Promoción. Al frente estará el alcalde de la localidad jiennense de Marmolejo,  Manuel Lozano Garrido.

Lozano ha esbozado las líneas maestras para esta legislatura 2019-2023 destacando que desde la Federación “seguiremos apostando por la implementación de la estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador con la finalidad que los municipios andaluces reduzcan el 20 % las emisiones de gases de efecto invernadero, aumenten un 20 % la parte de las energías renovables en la combinación energética de la UE y logren el objetivo del 20 % de eficiencia energética.

En este sentido, ha destacado que la Federación trabaja en línea con la Estrategia 2020 generando sinergias en el ámbito de lo local, con entidades públicas y privada favoreciendo la puesta en marcha de medidas que ayuden a la reducción de las emisiones de gases invernadero en el transporte, edificación y los servicios públicos.

Lozano ha resaltado que “ya contamos con la Estrategia FAMP 2020” en materia energética “Hacia un nuevo modelo energético en Andalucía: Gobernanza Local + Inteligente + Sostenible”, que “representa la apuesta decidida de la FAMP por contribuir a hacer más sostenibles e inteligentes nuestros pueblos y ciudades” contribuyendo desde el buen gobierno a diseñar y gestionar nuestro entorno.

Desde la FAMP ha abundado  “propondremos como modelo una ciudad más sostenible y ambientalmente más equilibrada”. Una ciudad con menos polución, con una movilidad más eficiente, con los Planes Locales de Acción Sostenible. Para conseguir estos objetivos “impulsaremos la Declaración de Sevilla, aprobada el 15 de marzo de 2017, como base para el impulso de Estrategias Locales de Economía Circular en las Entidades Locales, utilizando como herramienta la Estrategia Local de Economía Circular que ha elaborado la FEMP”..

En relación al despoblamiento rural, el presidente de la Comisión ha afirmado que “constituye la mayor amenaza para el desarrollo sostenible de nuestros pueblos por lo que debemos favorecer la fijación de la población para garantizar el bienestar de sus vecinos y vecinas y el desarrollo económico”. En este sentido, “la economía circular supone una oportunidad y un reto para el desarrollo de actuaciones que favorezcan el aprovechamiento sostenible de los recursos”. Desde la FAMP, ha adelantado que “desarrollaremos campañas de sensibilización, formación y fomento de una cultura energética en nuestros municipios” favoreciendo la contratación de energía eléctrica municipal con garantía de origen renovable a través de la Red de la Energía de los Municipios Andaluces (REDEMA) y apoyaremos el transporte público, el uso de vehículos eléctricos y bicicletas, así como la  peatonalización de las calles.

Lozano ha recordado que la mayoría de nuestras corporaciones municipales tienen firmado el compromiso del Pacto de Alcaldes, una iniciativa comunitaria contra el Cambio Climático cuyo objetivo es reducir la contaminación mediante la adopción de programas de eficiencia energética en el transporte urbano y la promoción de fuentes de energía renovables en las áreas urbanas.

En cuanto al  Desarrollo Rural y Pesca, Lozano ha valorado el trabajo que desde la FAMP se hace por un desarrollo rural integrado y sostenible para reducir los desequilibrios territoriales y las desigualdades socioeconómicas intrarregionales. Ha reivindicado la  “una necesaria regulación que contemple el hecho diferencial de los pueblos más pequeños, con un régimen jurídico dimensionado y una gestión administrativa que tenga en cuenta su tamaño y peculiaridades”.

Finalmente, ha indicado que “sin desarrollo rural no habrá desarrollo urbano, ya que se pondrían en peligro la suficiencia alimentaria, hidráulica y energética, así como la calidad ambiental de aquellos que residen en las ciudades. Por ello, es fundamental el reconocimiento del papel que juegan los pequeños municipios y revisar el gasto e inversión pública, adecuándolos a los servicios que se deben prestar para mantener y contribuir al desarrollo del medio rural”.

El organigrama de la Comisión de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Pesca de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) está compuesto por una vicepresidencia que ostenta el alcalde del Ayuntamiento de Génave (Jaén), Jaime Aguilera Samblás,, y 19 vocalías en las que están representadas todas las formaciones mayoritarias presentes en las corporaciones locales de Andalucía.

Las vocalías están ocupadas por Mª Teresa Piqueras Valarino, concejala de Adra (Almería); Francisco Ruiz Giráldez, alcalde de Tarifa (Cádiz); Francisco Palomares Sánchez, alcalde de Villafranca (Córdoba); Joaquín Prieto Mora, alcalde de Gójar (Granada) ; José Antonio Ayala Oporto, alcalde de Nerva (Huelva) y Ezequiel Ruiz Sánchez, concejal de Puerto Moral (Huelva).

También son vocales  Meritxel Justicia Segovia, concejala de Cabra de Santo Cristo (Jaén); Miguel Asensio Espejo, alcalde de Humilladero (Málaga); Rafael de la Fe Haro, alcalde de El Rubio (Sevilla); Isabel María Romero Gómez, alcaldesa de Algámitas (Sevilla); Juan Manuel González Camacho, alcalde de Lepe (Huelva);  José Enrique Borrallo Romero, concejal de Cortegana (Huelva) y María del Mar López Asensio, concejal de Viator (Almería).

Para finalizar también ostentan vocalías Fernando Iturralde Novo, concejal de Espartinas (Sevilla); Alejandra Olivares Valle, concejala de Montalbán (Córdoba); Manuel Olmo Prieto, concejal de Aguilar de la Frontera (Córdoba); Enrique Álvarez Mediavilla, concejal de  Barbate (Cádiz) e  Israel Romero Girón, concejal de Almadén de la Plata (Sevilla).