Presidente FAMP

Los ayuntamientos exigen a Montoro que les permita reinvertir sus superávits

03/01/2018

Los municipios andaluces cerraron 2016 con unos 'números negros' de 1.147 millones de los que no pueden disponer. La FAMP reivindica "con urgencia" la flexibilización de la regla de gasto.

La flexibilización y la revisión a la baja de la regla de gasto será este año uno de los principales caballos de batalla de los ayuntamientos andaluces frente al Ministerio de Hacienda. "No es justo que las entidades locales saneadas sigamos maniatadas cuando hemos cumplido con creces. Necesitamos respuestas. Es hora de reformar la Ley de Estabilidad Presupuestaria", ha afirmado el presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, quien insiste en que "todo el municipalismo en bloque", tanto a nivel regional como nacional, está de acuerdo con esta reivindicación.

Esta petición coincide con la demanda de la Junta de Andalucía que ha acusado, en reiteradas ocasiones, al Gobierno central de "apropiarse" del superávit de los municipios para enjugar el déficit que arrojan las cuentas del Estado y de la Seguridad Social.

La regla de gasto consiste en una tasa de referencia para el incremento del gasto público que determina cada año el Gobierno central en función de la evolución de la economía. Según Villalobos, su aplicación en la Diputación de Sevilla implica que en 2018 se le impida invertir 63 millones de euros. "A una administración con superávit. Tanto es así que podemos asegurar que la regla de gasto está limitando nuestro crecimiento y mermando nuestra capacidad de gasto. Desde 2012, nuestra capacidad ha disminuido un 4%", sostiene el presidente de la FAMP.

Esta cifra se multiplica al ampliar el foco al conjunto de las entidades locales, que han cerrado cada año con superávit desde 2013. En concreto, en 2016 aportaron un saldo positivo de 7.000 millones a las cuentas públicas de España, de los que 1.147 millones corresponden a los municipios y diputaciones de Andalucía, según los datos aportados por el presidente de la federación regional de municipios, que enfatiza que de las 562 entidades locales andaluzas que han efectuado la liquidación presupuestaria de 2016, "sólo veinte registraron déficit".

El saldo positivo de las entidades locales seguirá aumentando, a la vista de la marcha de la actividad económica y de los ingresos fiscales. "Cuando se liquiden los presupuestos municipales de 2017, aseguro, sin riesgo a equivocarme, que las cifras van a seguir al alza y así lo corroboran las previsiones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), agrega Fernando Rodríguez Villalobos, quien incide en que la regla de gasto "imposibilita la puesta en marcha de programas de inversiones" por parte de las entidades locales.