Acto inaugural jornada Córdoba 1

El impacto social de la Economía del Cuidado centra el interés de las corporaciones locales andaluzas en una jornada de la FAMP

foto familia jornada Córdoba

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha inaugurado este jueves, telemáticamente, la primera jornada del Plan de Formación Continua FAMP 2022 celebrada en Córdoba en la que se ha abordado la “Economía del Cuidado impulsada desde lo Local”. En la inauguración han estado presentes la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón; la secretaria general de Inclusión Social de la Consejería de Integración Social, Juventud, Familias e Igualdad de la Junta de Andalucía, Ana Vanessa García; el alcalde de Córdoba, José María Bellido; y el diputado delegado del Área de Presidencia, Mancomunidades y Protección Civil de la Diputación de Córdoba, Rafael Llamas.

Los objetivos de esta jornada han sido, entre otros, reflexionar en torno al concepto de “Economía del Cuidado” y su impacto en la Administración Local. Así como contribuir al cambio del modelo de apoyos y cuidados de larga duración: nuevos modelos convivenciales, profesionalización del sector, dotación de nuevos equipamientos, incorporación de nuevas tecnologías.

De igual manera, se ha pretendido favorecer y fomentar la modernización e innovación de los servicios sociales: transformación tecnológica, sistema de monitorización y seguimiento de las personas atendidas, sistema de información, proyectos piloto e innovación, capacitación del personal técnico. En este encuentro también se ha puesto de manifiesto el impulso de un cambio de paradigma de la economía de los cuidados desde la Administración Local en clave de Gobernanza Multinivel: lucha contra los estereotipos de género del sector, visión transnacional de la economía de los cuidados, relación entre tiempo dedicado a la economía de los cuidados y nivel socioeconómico. 

Finalmente, se ha analizado el mercado laboral para su contribución y adaptación para favorecer la empleabilidad, la cohesión social y la recuperación económica de Andalucía pensando en las personas. Y visibilizar las tareas que se están desarrollando en el ámbito del Laboratorio de Innovación de la FAMP por la Economía de los Cuidados.

Rodríguez Villalobos ha recordado que hasta que se desató la pandemia, España era el tercer país con mayor esperanza de vida del mundo. “Una dilatada tasa de longevidad que se traduce en una mayor necesidad de cuidados que, históricamente, recaían sobre las mujeres. Pero afortunadamente, esa situación ha cambiado”. “Y en torno a los cuidados se ha generado toda una actividad económica vinculada con la salud, el cuidado de niños y niñas, la primera infancia, los cuidados a personas con discapacidad, a las personas de edad y los cuidados de larga duración”.

El presidente de la FAMP ha asegurado que “aun siendo un segmento de enorme proyección, esas actividades no están entre las más valoradas socialmente”.
Y ocurre que muchas veces son desarrolladas por personas con escasa profesionalización. “Frente a esta situación, somos los gobiernos quienes tenemos la obligación moral y social de procurar a los mayores un entorno adecuado y acorde con su dignidad”.

En su discurso, apuntó que en año 2050, un tercio de la población española tendrá más de 65 años. En concreto serán 16 millones de personas, frente a los nueve millones actuales. “Y ante ese reto tenemos que llegar preparados en todos los frentes. Garantizando, por ejemplo, los derechos a las trabajadoras y trabajadores del sector, con salarios dignos. Y por supuesto, en clave local, tenemos que continuar volcándonos con nuestros mayores, aportándoles dignidad y evitando así desigualdades sociales.  En ese reto contamos con el apoyo del Gobierno de España, que está comprometido poniendo más recursos que nunca”, concluyó.

Sensibilidad social de los ayuntamientos

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha agradecido a la FAMP la organización de estas jornadas y la puesta en marcha del Laboratorio de Innovación para la Economía de los Cuidados, “un grupo de trabajo imprescindible para dar respuesta a los cambios que se están produciendo en nuestra sociedad y que se han intensificado tras la pandemia de la Covid-19”.

Bellido ha destacado la “necesaria colaboración y diálogo entre las Administraciones”, especialmente de los Ayuntamientos como instituciones más cercanas a los ciudadanos, para dar respuesta no sólo a las necesidades de colectivos vulnerables, sino para asegurar el cuidado de los trabajadores y colectivos que se encargan del cuidado a estos colectivos y que merecen toda la seguridad laboral y el apoyo de las administraciones para “seguir avanzando en cuestiones clave como la profesionalización de su sector así como la apuesta por los procesos de innovación y apoyo de las nuevas tecnologías para realizar su trabajo con las máximas garantías”.

De igual manera, aseguró que “la pandemia de la Covid-19 nos ha dado grandes lecciones y una de ellas ha sido el protagonismo de los ayuntamientos porque somos la primera opción para nuestros ciudadanos. Si acuden a nosotros es porque nos necesitan y no podemos fallarles”. En este sentido, resaltó que “en Córdoba hemos asimilado de forma clara esta lección y hemos impulsado en los últimos dos presupuestos municipales cifras históricas para la Delegación de Servicios Sociales que se reflejan en un aumento constante de las ayudas y convocatorias para proyectos de Innovación Social e impulso de nuestro Tercer Sector, clave, para la generación de oportunidades y atención de colectivos vulnerables”.

Convenio Junta - FAMP

Por su parte, la secretaria general de Inclusión Social de la Junta de Andalucía, Ana Vanessa García, ha señalado que “la atención de las necesidades de las personas en situación de especial vulnerabilidad es una prioridad de las políticas sociales a fin de garantizar sus derechos fundamentales”. En este sentido, ha subrayado la importancia de abordar el envejecimiento poblacional desde la perspectiva de que la inmensa mayoría de las personas mayores, en situación de dependencia o discapacidad manifiesta el deseo de seguir viviendo en su domicilio: “Aquí radica la importancia de los servicios de proximidad, en el ámbito local, como el nivel más próximo a las personas. Se plantea así el reto de caminar hacia un sistema que flexibilice estos servicios e incremente su intensidad y la adaptabilidad”.

Asimismo, García ha destacado el convenio de colaboración suscrito con la FAMP con el objetivo de impulsar actuaciones conjuntas dentro del marco del proyecto de la Historia Social Única Electrónica. “En Andalucía somos pioneros y apostamos por una visión global para la modernización de los servicios sociales y su transformación tecnológica. Hablamos de unificar la información en un solo entorno y facilitar el intercambio recíproco de esta para mejorar la atención a las personas usuarias y posibilitar la mejora de la intervención de los y las profesionales”, ha señalado.

Fondos Next Generation

Finalmente, el diputado delegado de Área de Presidencia, Asistencia Económica a los Municipios y Mancomunidades y Protección Civil de la Diputación de Córdoba, Rafael Llamas, recordó que la “pandemia puso de manifiesto la importancia de la economía social y del valor del trabajo que realizan las personas que se ocupan de los cuidados dentro del hogar. Ahora, pasado este tiempo, es momento de reflexionar y analizar hacia dónde queremos que evolucione”.  En este sentido, resaltó que “hoy por hoy, tenemos la oportunidad de hacer una apuesta firme por mejorar este sector con los fondos de recuperación Next Generation, que deben ser un impulso para la economía del cuidado, para ganar en igualdad, para avanzar en la dignidad de las personas atendidas y, también, de las personas cuidadoras, y cómo no, para impulsar el empleo y el tejido empresarial en nuestros pueblos”.